Salmón Marinado

Hoy en día es difícil encontrar un rato para poder dedicar a comprar comida fresca. A todos nos gusta ir a la carnicería, charcutería, frutería, pescadería...y poder comprar tranquilamente y llevar a casa productos frescos cada 3 días, tal y como nos pide nuestro médico, la televisión, las revistas y nuestro cuerpo, pero realmente cuesta mucho poder dedicar un rato a las compras con nuestros horarios. Nos vemos casi obligados a ir el sábado, cuando las tiendas están llenas y hay que ir a primera hora para encontrar buenos productos a buen precio y no hacer colas. Lo estoy pintando un poco gris, pero seguro que alguien más a parte de mi, se verá identificado con esta situación. La cuestión es que quiero animaros a que si tenéis un hueco lo dediquéis a ir un día comprar el pescado, la carne y lo podáis tratar o congelar para que podáis disponer de él en cuanto lo necesitéis. Vivo en un pueblo donde el pescatero viene 3 días por semana, lo cual agrava la sitación anterior! Pero bueno, intento ir los lunes por la tarde que no salgo tarde del trabajo y veo lo que queda después que pasen las señoras mayores del pueblo....Este lunes tenían salmón. Lo compré.  Decidí marinarlo y ahora tengo salmón para tres días!
Espero os guste!

Ingredientes:
Salmón (pedid que os lo abran por la mitad y os quiten la espina, de forma que os queden dos lomos)
2 cucharadas de eneldo
1 cucharada de pimienta negra molida
3 cucaradas de sal
3 cucharadas de azúcar
(La cucharadas que sean de las de tomar sopa.)

Elaboración:

Disponer los dos lomos de salmón en una fuente un poco honda para que cuando el salmón suelte su jugo no se vierta.

Mezclar todos los ingredientes en un recipiente. Podéis variar la cantidad siempre y cuando el azúcar y la sal sean las mismas proporciones. Dependerá del tamaño del salmón. Así es como debería quedar la mezcla.


Cubrir el salmón con la mezcla de especias y sal. Poner a la nevera durante 2 días y medio. El primer día el salmón soltará su jugo. Hay que quitarlo de la bandeja y dejar que siga marinando.

Pasados los 2 días y medio, pasar los lomos de salmón por debajo del grifo con abundante agua. Entonces ya estará listo para comer! Podéis hacer filetes y ponerlo en tostadas con mantequilla o bien en ensaladas a taquitos. Si véis que queda demasiado salado para vuestro gusto, la próxima vez podéis poner una menos de sal. Bon profit!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre me gusta saber qué te ha parecido!
Si tienes cualquier duda déjame un comentario y si te ha gustado puedes seguirme