Tarta Tatin...nous sommes avec vous 13N



Preparé esta tarta Tatin recientemente y pensaba subirla este fin de semana...

La preparé una vez en el concurso de postres típicos de cada país en la escuela oficial de idiomas, cuando estudiaba francés. Yo preparé la tarta típica francesa: la Tarta Tatin. 

Pensé que debía mejorarla y estos últimos días, con más tiempo, preparé una de nuevo, así que tenía la receta pendiente de subir al blog. 

Ayer por la noche sucedió una gran tragedia en París y que ha conmocionado al mundo entero. 

Subo esta receta sin dejar de pensar en las víctimas y el dolor que en estos instantes atraviesan sus familias. Estamos con vosotros, todos. 

Tarta Tatin


El origen de esta tarta tiene varias versiones...Nació en el hotel Tatin en Lamotte-Beuvron, a 170 km de París. Las hermanas Tatin regentaban este hotel y una de ellas creó la tarta por "error", uno de esos maravillosos errores que pasan en la cocina como el chocolate al final de los cornetos...
Volviendo a la tarta...se dice que por descuido primero puso las manzanas y luego la masa, que caramelizaron las manzanas por error, que sólo tenían sartenes limpias...total, que crearon una de las tartas más famosas de la historia.

Para ello necesitaremos un kilo de manzanas aproximadamente...


En una sartén (importante!!! que podeamos poner al horno) ponemos unos 70 gr de mantequilla (la mitad de la mitad de un paquete de 250gr)
6/7 cucharadas soperas de azúcar blanco
3 cucharadas de azúcar moreno (este es mi toque)

Encendemos el fuego medio-alto y dejamos que se cree el caramelo removiendo de vez en cuando.
añadimos las manzanas peladas, descorazonadas y partidas por la mitad. 
Las que os quepan en la sartén...por eso decía un kilo más o menos...
Tapamos y dejamos cocer a fuego medio-bajo 20 minutos. 


Pasado este tiempo apagamos el fuego.
Encendemos el horno.
Dejamos templar las manzanas. 
La tapamos con la masa. Yo la compré brisa de la Cocinera. 
Le damos forma en los lados.


Al horno media hora o cuando veáis que la masa está tostada.
La sacamos, la dejamos templar y le damos la vuelta en un plato suficientemente grande y redondo.
Tachán! Nuestra tatín a punto! A mi como me encanta el caramelo lo dejé y así cada porción se llevaba una buena cucharada de caramelo.



"No hay nada más despreciable que el respeto basado en el miedo" 
(Albert Camus 1913-1960, escritor francés)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre me gusta saber qué te ha parecido!
Si tienes cualquier duda déjame un comentario y si te ha gustado puedes seguirme